CALENTAMIENTO VOCAL AL DESCUBIERTO

¿Cuándo?¿Dónde?¿Durante cuánto tiempo?¿Cómo?

Si has ido a clases de canto alguna vez o has investigado acerca del canto, ya sea a través de Youtube o a través de foros o webs, te habrás dado cuenta de que se le da bastante importancia al calentamiento vocal (y, en mi opinión y experiencia, con razón).

Te lo explico con más detalle en mi curso piloto de canto online pero te doy un avance: la voz la generamos a través del uso de ciertos músculos. Así que, si son músculos lo que interviene ¿qué te hace pensar que un corredor debe calentar antes de correr una maratón pero que tú no debes calentar antes de cantar? Absurdo, ¿verdad?

Efectivamente, el calentamiento siempre es recomendable y deberías hacerlo antes de cantar, sobre todo conforme va pasando el tiempo y nos hacemos más mayores. 

¿Cuándo debería calentar?

Primer mito a derribar: «necesito calentar inmediatamente antes de cantar»
Esto es, en mi experiencia, FALSO. Cuando tengo un concierto, si lo tengo en mi ciudad y por la noche, intento calentar por la mañana (no muy temprano). 

No importa que luego vayan a pasar horas hasta mi salida al escenario, mi voz ya estará preparada. ¿Por qué lo hago así? Porque estaré calentando en un lugar relajado, con mucho tiempo por delante y sin estrés, cosa que a la voz le va muy bien (las tensiones y el estrés siempre van a influir en el rendimiento de la voz así que, si está en tu mano eliminar factores de estrés, elimínalos). 

Apúntate esto:
Mientras no te vayas a dormir, la voz no se resetea y no importará cuánto tiempo haya entre tu calentamiento y tu actuación.

¿Dónde debería calentar?
Tal como he señalado antes, lo mejor es evitar tensiones y estrés, así que calienta siempre en el sitio que más relax te transmita. Puede ser tu casa, el coche, un lugar apartado… Incluso hay quien calienta y canta dentro de un armario para no ser escuchado (sí, yo también puse esa cara de sorpresa).

¿Durante cuánto tiempo?
Esto depende de cada persona, ¡incluso de cada día! Tendrás que calentar hasta que sientas que tu voz responde a lo que quieres. En ese momento está preparada y puedes necesitar diez minutos o media hora. No hay un tiempo establecido para todo el mundo.

¿Cómo caliento?
Bueno, tendrás que hacerlo inicialmente desde tus notas más cómodas y más relajadas. Suelen ser aquellas que más utilizas para hablar (es más, deberías usar tu voz igual que la usas para hablar 😉 ). Permítete fallar, no pretendas un sonido perfecto en un calentamiento, déjate llevar e intenta estar en el aquí y el ahora.

Si quieres saber más en profundidad cómo calentar y si quieres poner a prueba tus habilidades cantando, puedes unirte al curso piloto de canto online donde encontrarás vídeos demostrativos y audios descargables 😉

¡Seguiremos derribando mitos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.