DERRIBANDO MITOS: ALCANZAR NOTAS AGUDAS

¿Cómo se producen los agudos?¿Qué estoy haciendo mal?

Las notas altas (o agudas)… Esas notas que resultan taaaaan difíciles de alcanzar en algunas ocasiones seguramente están más a tu alcance de lo que crees.

Hay unos cuantos errores que nos pueden llevar a no el objetivo de llegar a las notas agudas, pero hay uno en particular que elimina toda posibilidad de alcanzarla: el exceso de volumen.

Se tiene la tendencia a pensar que para llegar hay que gritar, y nada más lejos de la realidad. Verás:

¿Cómo se produce el sonido?
La parte con la que normalmente cantamos (o mejor dicho, hablamos Y cantamos) son las cuerdas vocales. Éstas son dos músculos muy flexibles que se estiran o se encogen en función de si necesitamos hacer notas más agudas o más graves. El aire pasa a través de ellas haciéndolas vibrar y, esta vibración produce un sonido.

¿Cómo conseguimos mayor o menor volumen en la voz?
La explicación en el vídeo será más extensa pero, básicamente si hablamos de volumen, al final estamos hablando de cantidad de aire que enviamos a nuestras cuerdas vocales: a mayor cantidad de aire, mayor volumen (sonido más fuerte).

Te explicaré a fondo que al final para sonar más fuerte lo que buscaremos no será volumen si no potencia, y te contaré cómo se consigue, pero quédate con esto de momento.

¿Cómo se producen los sonidos agudos?
Cuanto más aguda es una nota, más se estiran las cuerdas pero claro, además de hacerse más largas pasa que se hacen más finitas, como si cogieras un chicle por los dos extremos y lo estirases. 

¿Qué consecuencias tiene que las cuerdas vocales se hagan más finas? Pues muy sencillo, que les resultará mucho más difícil mantenerse en su sitio si tienen por debajo un montón de aire empujándolas, es decir, tendrán menos resistencia al volumen y será más fácil que no resistan y se separen demasiado, cayendo en un sonido de falsete (en el mejor de los casos) o en un sonido muy forzado (y a veces doloroso).

Conclusión
La conclusión de todo esto es que seguramente no llegues a ciertas notas porque te estás pasando con la cantidad de aire que envías a través de tus cuerdas y no porque «como no soy Beyoncé no voy a llegar jamás».

Te aseguro por experiencia que, si pruebas a coger un «pequeño sorbo» de aire en lugar de llenarte por completo, el resultado sera mejor. Lo practicaremos el día de la clase pero si quieres pruébalo y me cuentas 😉

Si quieres aprender a cantar, tengo unas cuantas opciones para ti:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.